Factores de manejo y ambientales relacionados con las enfermedades de

  • Edgar Andrés Pulido Bravo

Resumen

En los diferentes trabajos adelantados por nuestro grupo de investigación, abarcando las principales especies producidas en nuestro medio, hemos demostrado la presencia de un material hialino (por su parecido con vidrio) en el citoplasma de las células de organos como hígado, riñón, intestino y estómago, el cual es compatible con acúmulo de proteína. Distintos autores (Smith y Jones, 1952; Jones and Hunt,1997) han demostrado tanto en peces como en mamíferos, que el acúmulo de material con las características descritas puede corresponder a proteína, como resultado del mal manejo que de ella hacen las células del hospedero.

Ahora bien, el acúmulo de proteína por si solo o aún en compañía de otras alteraciones en los tejidos no indica que él esté favoreciendo, además del desarrollo de lesiones, el desencadenamiento de enfermedad, bien sea de manera directa o indirecta. No podemos estar seguros hasta qué punto tal proteína induce un deficiente funcionamiento del hígado o del riñón, y cómo a su vez este hecho prepararía el terreno para otro agente patógeno que viniese a complicar el cuadro. De todas formas, la deposición de un nutriente en las células no es normal e indica que las cosas no marchan del todo bien, para este caso, cosas que tienen que ver con factores humanos dentro de la producción.

Tampoco podemos pasar por alto que el exceso y/o deficiente digestibilidad y/o inapropiada formulación de la proteína de la dieta, en producción piscícola además de ser un signo de ineficiencia económica y eventual factor de riego de enfermedad en los peces, es un contaminante de las aguas en sentido doble: como contaminante de las de producción y de allí como sustrato para múltiples microorganismos potencialmente patógenos y en segundo lugar, como contaminante de los efluentes de la granja con severas repercusiones para el ambiente.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Sección
Artículos