Las escalas del morar

Versión de las seis pieles del hombre

  • Jaime Alberto Fonseca González

Resumen

la que accedemos, cuando permitimos visualizar su pertinencia fr ente a la eventualidad. Las asignaturas muchas veces parecen dominios territoriales y los pr of esores tendemos a encerrarnos en círculos discursivos que refuerzan incesantemente lo que sabemos y también lo que no sabemos. Ante ese temor de perder una batalla de ideas, cr eamos distancia entre una asignatura y otra, pensamos que se trata de un territorio de disputa intelectual, para la certificación de verdades personales.El nuevo pr ograma académico quiere romper con la tr adición del aislamiento y la certeza. Quiere formular nuevas preguntas y actuar desde ellas. Desea construir nuevos conocimientos a partir del dialogo, la discusión, la comparación y la diversidad de opiniones. Y frente al panora ma mundial -donde la realidad política, social, económica, ecológica y de otros órdenes, cambia en todos instantes - prot eger una verdad personal limitada al conocimiento exclusivo de una persona, está fuera de tiempo. Nuestro álgido momento requiere de nuevas formas de interpretación y convivencia, nuevas rutas de exploración pr of esional que imaginen incesantemente el futuro de la humanidad. No hay otro camino disponible fr ente a las crisis y escalas de tr ansformación del espacio físico a las que nuestro propio desarrollo nos somete. La única forma de solventar estos problemas es rehacer el conocimiento colectivo. A eso apunta y hacia allá se dirige, el nuevo pr ograma académico. Es una in vitación de manos abiertas para participar y crear desde el conjunto. Es una invitación a pensar que desde nuestras experiencias en grupo, podemos elaborar saberes holísticos. Nadie debe quedar fuera de esta invitación.En este cuarto número se exploran diversas visiones y opiniones a tr avés de los artículos de sus participantes. Ellos nos cuentan his-torias relacionadas con sus inter eses particulares. Desde el morar y el ser, la vivienda como pr ograma político y necesidad esencial, el laborat orio de experimentación sensorial-espacial, la participación ciudadana, la resolución pr oyectual de una plataforma industrial y de servicios, la conciencia autodidacta de nuestra formación o los tr abajos de nuestros estudiantes, se aborda el fundamento de una escuela: aprender de los demás. Vale la pena destacar la participación que hacen dos tr abajos de gr ado, con la máxima distinción académica de laureado (María Alejandra Cardozo y Rodolfo Ordoñez), que se desarrollan como parte fundamental del cuerpo escrito de este número. Bienveni-dos a la publicación.

Pio Cid

Arquitecto

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Visitas al resumen del artículo: 34
Publicado
2020-06-29
Sección
Artículos