TÉCNICAS PARA EL CONTROL DE MADURACIÓN DE ESPECIES ÍCTICAS NATIVAS

  • Juan Felipe Sierra-De la Rosa

Resumen

La reproducción en los peces está regulada por mecanismos internos (endocrinos) y factores medioambientales. Estos últimos desencadenan una cascada de eventos de desarrollo reproductivo a través del eje hipotálamo-pituitaria-gonadal. El hipotálamo produce las hormonas liberadoras de gonadotropina (GnRH), las cuales estimulan la glándula pituitaria para producir las hormonas gonadotrópicas (GtH), que su vez actúan sobre las gónadas. En los reproductores criados en cautiverio ocurren diferentes grados de disfunciones reproductivas debido a que las condiciones de cultivo son diferentes a las de las áreas naturales de desove. También puede ser deseable interrumpir algunos procesos de desarrollo reproductivo con el fin de incrementar los rendimientos productivos. Mediante la manipulación de las variables ambientales y el suministro de hormonas exógenas es posible sortear las diferentes disfunciones o inhibir ciertos procesos. Las principales sustancias empleadas para la inducción hormonal son los extractos de pituitaria y las gonadotropinas purificadas para estimular ovarios y testículos y los análogos de hormonas liberadoras de gonadotropinas (GnRHa) que solos o en combinación con inhibidores de la Dopamina actúan a nivel de la pituitaria fomentando la liberación de gonadotropinas propias del pez. De esta manera se logra la maduración final del ovocito (FOM), la ovulación, el desove y la espermiación. Tales tratamientos pueden suministrarse de forma aguda o crónica, siendo esta última la más conveniente en términos de efectividad y de manipulación del grupo de reproductores. Palabras clave: Foto periodo, temperatura, inducción hormonal, hormonas gonadotrópicas, hormonas liberadoras de gonadotropina, tratamientos agudos, tratamientos crónicos

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.
Sección
Artículos